Columna: La agresividad en los niños

Imagen

La agresividad en los niños es toda conducta dirigida a causar daño a otros, como empujar, pegar, arañar, morder y dar expresiones despreciativas a otros niños(a). Sigmund Freud afirmaba que la agresión es una pulsión innata, similar al hambre y la sed, que se acumula hasta que es liberada. La presencia de estas conductas hasta los 5 o 6 años puede ser un proceso normal, ya que a esa edad los niños(a) no han aprendido a controlar sus impulsos.

Pero aunque su presencia forme parte del desarrollo, se trata de comportamientos, que tiene consecuencias negativas para los demás niños(a) porque puede provocar daños y heridas, también tiene consecuencias para el propio agresor.

Si este comportamiento es continuo, el niño(a) será rechazado y se arriesga a que sea también objeto de una agresión, como respuesta a su conducta.

Los estudios demuestran que los niños son más agresivos que las niñas, y esto se debe a los bajos niveles de testosterona en ellos. Más aún, la exposición a altos niveles de testosterona durante el desarrollo prenatal se asocia con una mayor agresividad e irritabilidad.

La teoría del aprendizaje social defiende que las conductas agresivas seaprenden por imitaciónde los modelos que el niño tiene a su disposición desde el principio, es decir, sus padres en primer lugar y luego su entorno social (otros adultos o compañeros de juegos, la escuela).

Así, el niño suele comportarse y relacionarse con los demás casi en la misma forma en que sus padres lo hacen, si éstos actúan normalmente de forma brusca y a gritos, aprenderán que esa es la mejor forma de actuar y si por el contrario suelen comportarse respetuosamente en sus relaciones con los demás, el niño(a) se portará igual con ellos.

Por esta razón, ustedes como padres deben ser ejemplos para sus hijos, así que de ahora en adelante hay que fomentar los valores como el respeto y el buen trato a los demás, entablar más comunicación, vigilar los programas de televisión que observan sus hijos, expresarles más amor, ternura, cariño y reprenderlos cuando hagan actos inadecuados, para que crezcan sanos emocionalmente y sean personas de bien a la sociedad.

About these ads